Artículo 27 Mar 2020

Comunicación en una pandemia: Las claves del éxito del gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo

3793

En Nueva York, epicentro de la pandemia en Estados Unidos, ha emergido un líder carismático que está demostrando una gran habilidad en la comunicación de la crisis del Coronavirus. Se trata del Gobernador del Estado Andrew Cuomo, un jurista de 62 años, miembro del partido Demócrata, con una larga trayectoria en la Administración pública americana (participó en el gobierno de Clinton), que lleva más de 10 años como Gobernador del Estado de Nueva York.

¿Cuáles son las claves de su éxito a la hora de comunicar?

Piensa de manera compleja, comunica de manera sencilla

Es riguroso con los datos, pero al mismo tiempo emplea el lenguaje de la calle. Busca ejemplos prácticos e historias humanas para llegar a todo el mundo. Habla de su madre como grupo vulnerable, expone sus conversaciones más íntimas con su familia y sus preocupaciones. Confiesa, incluso, que su hermana le llamó asustada rogándole un test cuando en Nueva York no hay suficientes para la población (en cualquier país podrían ser acusados de tráfico de influencias) y le respondió que estuviera tranquila, que se quedara en casa y que no pasaría nada si no tenía complicaciones más graves.

Cuomo expone los datos diariamente en presentaciones de Power Point con mensajes cortos, claros, directos y muy concisos: “La gente joven no se contagia tanto. ¡Esto es rotundamente falso! Y pone en peligro nuestra gente más vulnerable”. En todas las páginas recoge el lema político institucional: “Stay Home. Stop the spread. Save Lives”.

Sinceridad / autenticidad

Dice la verdad, dice lo que piensa. Advierte del crecimiento exponencial y el drama que puede suponer que el Estado de Nueva York sea el epicentro de Estados Unidos y el colapso de los hospitales. Cuenta lo malo sin reparos (fallecidos, infectados…). El pasado fin de semana se mostró enfadado con los neoyorquinos que salen a los parques sin guardar las medidas sanitarias y amenazó con tomar decisiones más drásticas. Mantiene siempre la actitud de un padre, que te corrige y te protege. Habla con la cabeza, pero también con el corazón. Su discurso tiene ALMA.

«Hace un llamamiento a la solidaridad como un valor básico de la sociedad neoyorquina. Es el primer político que aconseja sobre todo aquello que la gente puede hacer en casa»

Empatía y espiritualidad

Desde el primer día, Cuomo utilizaba las preguntas retóricas de: “¿Tengo miedo en estos momentos? Sí. ¿Sabemos cuánto va a durar? No. Por supuesto no tengo respuesta a esto. Pero juntos saldremos adelante. Los neoyorquinos somos fuertes, luchadores y saldremos adelante”. Hace un llamamiento a la solidaridad como un valor básico de la sociedad neoyorquina. Es el primer político que aconseja sobre todo aquello que la gente puede hacer en casa: “lean, mediten, hagan ejercicios físicos, hablen con sus seres queridos y aprovechen a decirles lo mucho que los quieren. Saldremos adelante como en otras ocasiones difíciles”. No habla de religiones o dioses, pero sí de valores y principios de la comunidad.

Sabe dar titulares

Su larga trayectoria en política y en exposición pública le han preparado para dar mensajes contundentes, de los que los periodistas rápidamente se hacen eco. “La diferencia entre tener suficientes respiradores o no, es la misma diferencia entre la vida y la muerte”. Con esto consigue además de un alto impacto, un gran nivel de recordación.

Muy activo en las redes sociales

Su equipo de comunicación es rápido y efectivo. En cada una de sus comparecencias anuncia algo concreto, ofrece un titular con contenido: ayudas, restricciones, etc., convirtiéndose en el canal oficial de comunicación con información fiable al 100 % y actualizada en todo momento.

Su principal red social es Twitter, con más de 1 millón de seguidores, muy bien sincronizada con sus ruedas de prensa. Mensajes claros, bien estructurados y dirigidos a la comunidad. Es su principal arma de comunicación con un alto nivel de engagement por tweet. Solicita más médicos y enfermeras, voluntarios, pide ayuda al sector privado para conseguir más respiradores artificiales… Es una cuenta multidisciplinar: activista y, al mismo tiempo, clave para comunicar decisiones oficiales. Sorprende su Instagram, mucho menos activo, cuando esta red social está dirigida al público más joven y al que el Gobernador insta varias veces por su nivel de responsabilidad en la propagación del contagio.

«Cuomo está demostrando entender la fuerza de la buena comunicación en tiempos de crisis y como una crisis puede ser una gran oportunidad para su posicionamiento como líder en Estados Unidos»

Complicidad con los stakeholders sociales

No ha dudado en llamar personalmente uno a uno y pedir a los actores y famosos neoyorquinos mensajes para que el ciudadano se quede en casa. Robert De Niro, Danny DeVito, Ben Stiller, Alec Baldwin, Krystal Joy Brown, etc. han tenido una gran repercusión. Ha sabido capitalizar su complicidad y ha transmitido liderazgo e influencia, al más puro estilo de una campaña americana, pero con una noble causa.

Una imagen vale más que mil palabras

Ha sido consciente de que, para ir un paso más en la comunicación, tenía que salir de la sala de prensa oficial del Gobernador. Ya se hizo una foto con un respirador artificial y, este mismo martes 25 de marzo, se fotografió en el centro de convenciones Javits Center, el más grande de Manhattan para su habilitación como hospital provisional. El entorno y la foto también comunican y dan credibilidad al mensaje, cuidando cada detalle, como el fondo de cajas cargadas con mascarillas y material médico y rodeado del personal técnico.

La realización de un video resumen, más propio de una campaña electoral o de un spot comercial que de una gestión de crisis, pone de manifiesto la profesionalidad en el arte de la comunicación. Un video motivacional, con datos objetivos, despertando el patriotismo neoyorquino al máximo nivel, al más puro estilo americano. Bien ejecutado y realizado.

“En poco tiempo va a ser el personaje clave de la crisis Covid-19 en Estados Unidos. Un buen ejemplo a seguir para comunicadores profesionales y para políticos que piensen que aún pueden aprender y mejorar”

Liderazgo

Habla como un líder y da soluciones. Admite las limitaciones, pero señala el camino a seguir. “Necesitamos en 14 días más de 30.000 respiradores o tendremos demasiadas muertes que podríamos evitar”. Da la cara y afronta todas las preguntas sin reparo. No evade las preguntas difíciles, es más se las pregunta a si mismo y las responde clara y contundentemente.

Rapidez y proactividad

Su exposición pública a todos los niveles es constante. No tarda ni minutos en contestar al presidente Trump: “primero están las vidas de los neoyorquinos que la economía”. Cuomo está demostrando entender la fuerza de la buena comunicación en tiempos de crisis y como una crisis puede ser una gran oportunidad para su posicionamiento como líder en Estados Unidos.

Lenguaje no verbal

Sabemos por numerosos expertos que el lenguaje no verbal es una parte importante del mensaje. El Gobernador transmite serenidad, fortaleza, seguridad. Con una mirada firme, una voz contundente, no duda en ningún momento, no lee, mantiene el contacto visual con las cámaras. Usa una gesticulación relajada y bien coordinada con los mensajes que da, incluso con toques de humor, creando un ambiente agradable en la sala de prensa, logrando empatizar con los periodistas en su cita diaria a las 11.00 am. Un maestro de la entonación, transmite en todo momento su estado de ánimo: indignado por la falta de recursos y coordinación de la Administración Trump, paternalista con los neoyorquinos o contundente con los que no se quedan en casa y salen a pasear al Central Park sin guardar las medidas de distancia.

En poco tiempo Cuomo se ha convertido en el personaje clave de la crisis Covid-19 en Estados Unidos. Un buen ejemplo a seguir para comunicadores profesionales y para políticos que piensen que aún pueden aprender y mejorar (¿los hay?). Lo bueno y lo triste es que Cuomo continuará dándonos lecciones por un tiempo, pero desde el punto de vista de la comunicación merece la pena analizarlo. Aprovechémoslo, pero desde casa #yomequedoencasa

Gerard Guiu
Director de Desarrollo de Negocio Internacional
Gerard Guiu es abogado y periodista colegiado, Máster en Derecho internacional por ESADE – Ramón Llull y Master en Periodismo por la Universidad de Barcelona y Columbia University. También ha cursado estudios en la Facultad de Derecho de Tulane University en New Orleans, Louisiana, y en la Universidad de Westminster de Londres, sobre Relaciones Internacionales.Ha desarrollado su carrera profesional como jefe de gabinte del Presidente del Futbol Club Barcelona, la Consejera de Sanidad en el Gobierno de Cataluña, en la Alcaldia de Lleida y de la Rectora de la Universidad Ramon Llull.Durante 15 años, ha desempeñado su actividad académica en ESADE impartiendo Oratoria y comunicación profesional.Actualmente es el Director de la oficina de LLYC en Nueva York donde lleva 5 años viviendo.
Alejandro Romero
Socio y CEO Américas de LLYC
Desde 1998 está al frente del proceso de expansión de la compañía en las Américas iniciando las operaciones de Perú, Argentina, Colombia, Panamá, Ecuador, México y desde hace cuatro años, Miami. Alejandro ha encabezado además los procesos de comunicación de tres de las diez operaciones más importantes de M&A en la Región: la venta de las operaciones de BellSouth al Grupo Telefónica, la adquisición por SABMiller del Grupo Empresarial Bavaria y la venta de Grupo Financiero Uno a Citibank. En 20 años ha conseguido posicionar nuestra firma como la primera red de comunicación de América Latina.
Material descargable
¿Te interesa saber más?

Queremos colaborar contigo.

¿Buscas ayuda para gestionar un desafío?

¿Quieres trabajar con nosotros?

¿Quieres que participemos en tu próximo evento?